Limonada Leonesa

#Bebidas 21 marzo 2014

Aqui en León hay una tradición que llama mucho la atención al que viene de fuera, en Semana Santa. Eso de "matar judíos" suena cuando menos, raro ¿verdad? Bien, pues que nadie se eche las manos a la cabeza, que aqui en León no matamos a nadie, y mucho menos a judíos ;)

Tomo prestados unos párramos del blog Comoju, donde explica muy bien el origen de esta tradición de llamar "Matar judíos" al hecho de salir a tomar limonada de vino en Semana Santa en León.

Limonada Leonesa

Durante la celebración de Pascua en la Edad Media, los cristianos solían bajar al Barrio Húmedo (a la Judería), porque consideraban que los judíos eran los responsables de la muerte de Cristo e iban en busca de venganza.
Así que las autoridades para intentar frenar estos ataques, permitían puesto que durante estos días estaba prohibido el consumo de bebidas alcohólicas, que en las tabernas cercanas se vendiera una bebida alcohólica rebajada (vino tinto rebajado con agua, limón y azúcar), para que así con la borrachera se desistiera de esos ataques


Cuidadín con el consumo de la limonada leonesa, pues entra muy bien al estar dulce y fresquita, pero si te pasas puedes llegar "algo perjudicado" a casa y por consiguiente, al día siguiente tener una resaca considerable.

Aqui en Thermomix® Léon, la hacemos no sólo en estas fechas, pero evidentemente, en Semana Santa en León no puede faltar. Ahí os dejo la receta, hacer un uso moderado de ella, jejjejee... que ya sabéis, está riquísimaaaaa.

Limonada Leonesa

INGREDIENTES:



  • 1  litro de vino Tinto

  • 200 ml. de agua

  • 200 gr. de azúcar

  • 60 gr. de uvas pasas

  • 3 limones

  • 1 rama de canela


PREPARACIÓN

  • Con el agua, el azúcar y la rama de canela, preparamos un almíbar, echamos los tres ingredientes y programamos 10 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

  • En un cuenco grande, ponemos los limones cortados en cuartos, el vino y las uvas pasas. Y cuando esté el almíbar preparado, lo añadimos lentamente sin dejar de remover.

  • Dejamos en un sitio fresco y cubrimos con un paño, tiene que reposar durante unos 7 días como mínimo. No olvides remover cada 24 horas. Y pasados los días, colamos (rectificamos de azúcar si hace falta) y listo para tomar frío.


NOTA: Los días de reposo varían en función de las necesidades o gustos de cada uno, pues pueden ir desde los tres a los quince días, incluso hay gente que lo deja un mes, yo he comprobado que con 1 semana es más que suficiente, pero eso va a gustos.